5 consejos importantísimos sobre cómo tener una piel perfecta

En el post de hoy vamos a ver cómo tener una piel perfecta cambiando ciertos hábitos y poniendo en práctica algunos consejos que te permitirán lucir una piel bonita y de aspecto saludable. Si los sigues, cuando te mires al espejo te sorprenderás de cómo puede cambiar tu piel si la cuidas y le dedicas el tiempo suficiente.

¿Cómo es una piel perfecta?

Si te preguntas cómo tener una piel perfecta, primero es necesario que analicemos los requisitos que debe cumplir la piel para considerarla como perfecta. ¡Vamos allá!

La piel es el órgano de nuestro cuerpo humano más grande que tenemos. Extendida, ocupa casi dos metros cuadrados. Los profesionales dermatólogos llegan a definir una piel perfecta como aquella que tiene una textura homogénea, un micro relieve uniforme como ocurre en la piel de los bebés, sin poros, manchas ni vasos capilares visibles.

La edad y la genética: cómo influyen en la piel

La edad y la genética son dos factores que influyen muchísimo en el estado de nuestra piel y sobre los que no tenemos ningún tipo de control. Es decir, no dependen de nosotros. Vamos a verlos en profundidad:

La edad

La primera consideración que debemos valorar a la hora de buscar cómo tener una piel perfecta, es la edad. Pero no la que tenemos, sino la que aparentamos. Si nos quitan años sin falsas adulaciones, es una buena señal para el aspecto de nuestra piel.

Si por el contrario, nos llevamos alguna sorpresa de las que suenan a broma pesada, tómate al pie de la letra estas recomendaciones sobre cómo tener una piel perfecta. Ya que estos cuidados te ayudarán de forma palpable a mejorar tu piel y, por añadidura, el aspecto general que transmites a los demás.

como tener mi piel perfecta

Cómo tener una piel perfecta: la genética

Además de la edad, que como hemos comentado es el factor que más influye cuando buscamos cómo tener mi piel perfecta, la genética cumple un papel muy importante. Ya que, si tus padres o tus abuelos tienen una piel sana, tendrás más posibilidades de que tú también tengas esa suerte.

A la hora de establecer una rutina de cuidados para tener una piel perfecta, y una vez sabemos que los factores de la edad y la genética no podemos controlarlos, debemos tener en cuenta otros factores sobre los que sí tenemos control.

Por este motivo, aunque nuestra piel esté dañada por el estrés, tabaco o condiciones ambientales, como la contaminación (que provoca que la piel se ensucie más rápidamente), podemos hacer que esta luzca mucho más bonita si incluimos en nuestro día a día ciertos cuidados para tener una piel perfecta.

Debemos mimarla a diario para recuperar su tonificación, uniformidad y limpieza, con actuaciones que la van a beneficiar casi de inmediato.

¿Cómo tener una piel perfecta?

Vamos con algunos consejos sobre cómo tener una piel perfecta.

1. Conoce tu piel

La primera pregunta que debemos hacernos sobre cómo tener una piel perfecta, es: ¿cómo es mi piel? Ya que debemos conocerla para cuidarla de manera adecuada. Los productos que compre y utilice no son los mismos si mi piel es grasa o seca. La hidratación y otras funcionalidades, incluso la alimentación, que luego comentaremos, tenemos que aclimatarlas a nuestro tipo de piel.

2. Aplica diariamente crema hidratante

Una vez sabes cómo es tu tipo de piel, tienes que buscar la crema hidratante que mejor se adapte a ti.

Lo primero de todo, desde hoy mismo, es utilizar una crema hidratante y reafirmante para la cara, con ingredientes activos antioxidantes. Y recuerda que, cuando hablamos de cosméticos, siempre vale la pena buscar la calidad antes que un precio económico.

3. Consejos a la hora de aplicar la crema hidratante

Otro consejo para saber cómo tener una piel perfecta, es realizar un masaje facial cuando te apliques la crema hidratante con movimientos ascendentes. Envolviendo la cara con las palmas de las manos estiradas, pellizca vigorosamente la piel a cada lado de la cara, desde la barbilla hasta las orejas, subiendo progresivamente hasta la frente.

Los resultados podrás notarlos al instante, ya que verás la piel mucho más voluminosa. A largo plazo, si te aplicas la crema de esta forma, los beneficios son múltiples, ya que se produce un aumento de la micro circulación y, por ello, mejorará la iluminación natural de la epidermis.

4. Cómo tener la piel perfecta: limpia tu piel diariamente

Para saber cómo tener la piel perfecta, también debes conocer la importancia de la limpieza del rostro por la noche para eliminar restos de maquillaje y suciedad en la piel, y de realizar una exfoliación dos o tres veces por semana. De esta forma, conseguimos un perfecto equilibrio y oxigenación de los poros al quedar limpios y abiertos.

Como cuidado extra para tu piel, te recomendamos utilizar un desmaquillante y exfoliante fisiológicos para cuidar y equilibrar la dermis. Además, lo ideal es usar un maquillaje hipoalergénico formulado para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.

5. Cuida la temperatura del agua

Cuando nos duchamos o bañamos, es también muy importante hacerlo con agua nunca más caliente de 38 grados. En estos casos, la piel tiende a irritarse y sus aceites e hidratantes tienden a perderse. Por lo que debemos utilizar los geles, jabones y champús en pequeñas cantidades y eliminarlos totalmente con rapidez, lavándonos y secándonos sin rascar la piel, con la mayor suavidad posible.

¿Cómo evitar el envejecimiento de la piel?

El envejecimiento de la piel, con los años, conlleva la pérdida de su elasticidad, aparición de arrugas y manchas de manera más marcada en aquellas zonas de la piel más expuestas al sol y a otros agentes medioambientales.

Incluso, todos estos factores podrían provocar una enfermedad de la piel. Por ello, es importante cuidarla y mantenerla sana para retrasar al máximo el envejecimiento de la piel. ¿Cómo? Aquí viene otro consejo sobre cómo tener una piel perfecta: la mejor crema antiarrugas que existe, es la crema de protección solar. Si la aplicas en tu cara y manos diariamente durante todo el año, notarás los resultados a largo plazo.

Por supuesto, también es importantísimo tener en cuenta que la crema solar debemos aplicarla desde que somos niños.

Si a esto, le añades no fumar, seguir una dieta saludable rica en frutas, verduras y proteínas sin grasas, y beber como mínimo un litro y medio de agua al día; los efectos positivos en tu piel se multiplicarán.

Cómo tener mi piel perfecta: cuídala desde tu móvil

Finalmente, queremos recomendarte Sunquiet para proteger tu piel de las perjudiciales radiaciones solares si estas no se controlan adecuadamente. Ya que, a pesar de los beneficios de tomar el sol, tenemos que tener en cuenta que tomarlo en exceso es perjudicial para la salud de nuestra piel.

Con Sunquiet, podrás saber a cualquier hora del día y allá donde estés, playa, montaña o ciudad, el tiempo exacto que tu piel puede ser expuesta al sol y cuáles son las mejores horas del día para tomar el sol, garantizando un adecuado bronceado de manera saludable.